cheftier:

metallikato:

nuggles:

when you find a shirt you really like and wear it a couple times and it starts doing

the thing

image

These are called pills. You can remove them with a shaving razor. Be gentle with delicate fabrics!

image

image

image

image

THANK YOU SO MUCH FOR THIS A++ INFORMATION TUMBLR USER METALLIKATO

(vía frituras)

elgringodelcore:

   Hace unos días a mi vecina le robaron la batería del carro mientras estaba estacionada en el CC Orinokia de Ciudad Guayana. No es el único caso, desde hace semanas por twitter y facebook se viene advirtiendo de la gran cantidad de hurtos de batería que se están produciendo en la ciudad y en el resto del país.
   En Venezuela no se pueden comprar baterías libremente. Su precio se encuentra regulado y solo se encuentra en muy pocos distribuidores. Todas las mañanas las “Duncan” del país aparecen con larquísimas colas de vehículos que esperan su momento. Es obligatorio traer la batería usada y el vehículo para que te la despachen después de tres o cuatro horas de cola. Si no traes ambas cosas, no puedes acceder a la batería.
   Mi vecina, sin batería de repuesto en su casa, no puede comprar una nueva, ya que no tiene la vieja. Le comunican que tiene ir a poner la denuncia a la policía.
   A la mañana siguiente va a la comisaría a poner la oportuna denuncia que le permita comprar la batería. El viaje fue en vano, le comunican que no pueden tramitar la denuncia debido a que tienen la sospecha que gran cantidad de denuncias por el mismo motivo son falsas. Los agentes solo aceden a dar el papel si han estado en el lugar del robo y realizado las pesquisas oportunas. Al no haberles llamado en el momento, no procede.
  Las opciones que quedan abiertas son “conseguir” un papel de denuncia para entregar en la Duncan o buscar una batería en el mercado negro.
  Escuchando la radio por la mañana tratan el tema y me advierten del próximo peligro: los robadores de parabrisas.

elgringodelcore:

   Hace unos días a mi vecina le robaron la batería del carro mientras estaba estacionada en el CC Orinokia de Ciudad Guayana. No es el único caso, desde hace semanas por twitter y facebook se viene advirtiendo de la gran cantidad de hurtos de batería que se están produciendo en la ciudad y en el resto del país.

   En Venezuela no se pueden comprar baterías libremente. Su precio se encuentra regulado y solo se encuentra en muy pocos distribuidores. Todas las mañanas las “Duncan” del país aparecen con larquísimas colas de vehículos que esperan su momento. Es obligatorio traer la batería usada y el vehículo para que te la despachen después de tres o cuatro horas de cola. Si no traes ambas cosas, no puedes acceder a la batería.

   Mi vecina, sin batería de repuesto en su casa, no puede comprar una nueva, ya que no tiene la vieja. Le comunican que tiene ir a poner la denuncia a la policía.

   A la mañana siguiente va a la comisaría a poner la oportuna denuncia que le permita comprar la batería. El viaje fue en vano, le comunican que no pueden tramitar la denuncia debido a que tienen la sospecha que gran cantidad de denuncias por el mismo motivo son falsas. Los agentes solo aceden a dar el papel si han estado en el lugar del robo y realizado las pesquisas oportunas. Al no haberles llamado en el momento, no procede.

  Las opciones que quedan abiertas son “conseguir” un papel de denuncia para entregar en la Duncan o buscar una batería en el mercado negro.

  Escuchando la radio por la mañana tratan el tema y me advierten del próximo peligro: los robadores de parabrisas.